Home Noticias Comunicados de prensa Los españoles esperan a última hora para comprar los juguetes de Navidad

Los españoles esperan a última hora para comprar los juguetes de Navidad

  • En diciembre se realiza el 50% de las compras de todo el año, según los datos de NPD
  • A cierre de Noviembre las ventas de juguetes han crecido más de un 6% respecto al año pasado
  • Los niños españoles reciben menos regalos que otros niños europeos, pero más caros

Madrid, 21 de diciembre de 2015. Desde hoy y hasta el 6 de enero, a las tiendas de juguetes les esperan dos semanas y media de infarto, dado que van a registrar más del 30% de las ventas que realizan en todo el año. Según los datos de la empresa de investigación de mercados NPD, la industria española de juguete tradicional ha dejado atrás la crisis y durante este año alcanzará un volumen de ventas estimado de unos 1.000 millones de euros, con un crecimiento que dependerá del comportamiento de las últimas semanas del año, pero que podría estar alrededor del 4% respecto al año pasado.

El mercado español de juguetes es el más estacional de Europa. En 2014 las ventas del mes de diciembre (en España se contabilizan hasta Reyes) supusieron en nuestro país casi el 54% del total del año, mientras que en Reino Unido no llegaron al 26% o en Alemania al 30%, como muestra la tabla 1:



En concreto, el volumen de ventas de las últimas semanas de la campaña es realmente alto. El año pasado las últimas tres semanas representaron el 35% de las ventas del total año. La semana de Reyes, con un único día de venta en 2014, representó algo más del 3% de la venta anual.

“El consumidor español mantiene el mismo comportamiento año tras año y la alta estacionalidad del mercado es un reflejo de este comportamiento”, explica Fernando Pérez, director general de NPD en España. “A pesar de las promociones que existen en las semanas anteriores a Navidad (como el Black Friday); a pesar de los agobios y del riesgo de que el producto deseado se haya agotado, el español espera a los últimos días del año para realizar sus compras de juguetes”.

La compra tardía añade el riesgo de no encontrar el producto deseado. Por ejemplo, el año pasado de los 100 productos más vendidos en el total del año, era misión casi imposible encontrar 29 de ellos en los últimos diez días del año.

Por otro lado, esta alta estacionalidad representa un riesgo añadido para los diferentes actores del mercado. “Fabricantes y tiendas prevén con muchos meses de antelación cómo van a ir las ventas, y en un mercado tan dependiente de la moda resulta altamente complicado un correcto control de stocks”, comenta Fernando Pérez. “Es relativamente fácil quedarse corto si el producto funciona bien, pero todavía es peor acabar la campaña con grandes stocks en el mercado”, concluye.

Los niños españoles: menos juguetes pero más caros
Uno de los factores que explican la alta estacionalidad del mercado español es el reducido número de juguetes que nuestros niños reciben, comparado con otros países europeos (todo ello a pesar de la sensación que tenemos de que los niños reciben demasiados juguetes).

Según los datos de NPD, un niño español (de 0 a 11 años) recibe una media de 9 juguetes al año, con un gasto total de 170 €. Estas cifras nos sitúan al mismo nivel que Italia pero lejos de otros países vecinos como Francia (21 juguetes al año para cada niño, con un gasto total de 346 euros) o Alemania (23 juguetes al año, con un gasto de 313 euros). Así, en España la compra de juguetes se reserva solo para las ocasiones especiales, de la cual la más importante es la Navidad, mientras que durante el resto del año la compra se reduce drásticamente.

Como dato curioso, el precio medio por juguete comprado en España es el más alto de todos los países comparados: roza los 19 euros, frente a los 16 euros en Francia, 15 euros en Italia o 13 euros en Alemania (ver tabla 3).

Completar este formulario para recibir más información